6 nov. 2011

Zorra.

Clik mientras lees


A su espalda había un hombre vestido con traje. Era su ayudante, la persona que dirigía la empresa después de ella, y a pesar de lo que muchos creían no tenía absolutamente nada de poder. Le miraba con gesto preocupado, era muy extraño que Ali le llamara a esas horas del día, normalmente solo se reunían a primera hora de la mañana en la pequeña reunión que hacían diariamente.
Finalmente, Ali se giró, le miró fijamente a los ojos y pudo ver la mentira reflejada en ellos. No le iba a pedir explicaciones, pues sabía que le iba a mentir. Tampoco le iba a perdonar, no había llegado a donde estaba perdonando a todo aquel que le traicionara.
-  Estas despedido.
-  Pero… ¿por qué?
No obtuvo respuesta. Se quedó mirándola durante un largo minuto hasta que comprendió que no le iba a servir de nada. Se dio media vuelta frunciendo los labios, pero no pudo evitar soltar un zorra.
Ella lo oyó. No hizo nada. Tenía toda la razón.





/Espero que se haya publicado! :)

1 comentario:

Coleccionista de sueños imposibles dijo...

Hola!
Siento haber tardado tanto en contestarte, he estado fuera.
Me alegro (y me da cierta vergüenza también) que te gustara el relato y lamento decirte que a Amy y Charles, de momento, sólo los he creado para ese relato. Si alguna vez se me cruza por la cabeza escribir algo más acerca de ellos, lo sabréis.
Un saludo!