30 dic. 2011

Feliz año nuevo


Esto se acaba y es el momento de echar la vista atrás. Miro las fotos y no puedo evitar sentirme triste, nostálgica. No quiero que se acabe este año, ha sido uno de los mejores de mi vida. Y eso que ha habido un puñado de cosas malas, algunas tan malas que no merecen si quiera tener su huequito aquí así que solo hablaré de las cosa buenas, las que se han ganado a la fuerza un hueco en mi memoria. Y es que era el segundo año que lo empezaba con los amigos más fantásticos del mundo (y ahora vamos a por el tercero), que mira que ha habido peleas y malos rollos, pero siempre volvemos a estar juntos, este año ha sido prueba de ello. Empecé el año con  un rubio de ojos azules en la cabecita y con el paso del tiempo pasó a ser nada, para ahora volver a ser algo, pero algo muy diferente, ahora es una sonrisa, un puedo confiar en ti. Llegaron las fallas, benditas fallas, siempre tan perfectas. Siempre que pienso en las fallas 2011 me viene a la cabeza un y si… Tomé una decisión que cambió muchas cosas y no me arrepiento, pero no estoy segura de si la volvería a tomar. Pasé dos meses fantásticos con esa personita, el tercero ya fue otra cosa y la mejor decisión que pude tomar fue esa, cortar de raíz. Esa personita ya no es nada, es un colgante guardado en una caja que ya no sé donde está. Y llegó el verano, GRACIAS verano, porque eres fantástico, porque daría todo lo que tengo ahora por cerrar los ojos y levantarme el 21 de junio y repetir cada una de las cosas que hice. Esos nervios en el puerto, esa semana en Mallorca FANTÁSTICA, con las chicas más preciosas. El triste regreso, las fiestas de cada uno de los pueblos a los que fuimos, los tres días que “vivimos” juntos, después el pueblos con ellas, tan geniales como siempre. Y vuelta a Valencia y más fiesta y más playa y más no pensar en nada que no suene a diversión. Personas que antes de este verano no eran nada y ahora lo son todo, son indispensables en mi vida, me hacen una perdida cuando estoy estudiando o me hablan por whatsapp solo porque saben que así me sacarán una sonrisa y ya no hace falta decirles que les quiero, porque eso está más que demostrado. Y empieza el curso, 2º de bachiller, el estrés, los continuos exámenes, PAU y más PAU y de vez en cuando un ¿nos vamos de fiesta para desconectar? Y toda esa gente que en verano parecía indispensable se aleja y parece que va a acabar desapareciendo, pero no, lo que el verano unió no lo puede separar nadie y los encuentros se hacen cada vez más esperados. Y llega halloween y nos disfrazamos y salimos a la calle a bailar, a cantar, a gritar, porque somos felices y nada ni nadie nos lo impide. Y ya está llega navidad, venís a vernos, vamos a veros, recordamos los días en la piscina, todas las fiestas que pasamos juntos y planeamos más fiestas, porque es lo que mejor se nos da, porque todos necesitamos un poco de desahogo. Pero con el frío también viniste tú, bueno tú no viniste, tú ya estabas aquí desde hacia tiempo, lo que cambio fue mi forma de verte, y el millón y medio de miradas a escondidas más el otro millón y medio de sonrisas que me has sacado y las infinitas ganas de empezar este año contigo, aunque seamos amigos, aunque puede que nunca seamos nada más. Y ahora otra vez nervios, otra vez preparar todo para la última noche del año. Y sé, tengo la certeza, de que va a ser increíble porque voy a estar con vosotros y otro año más chicos, este verano separados nos hizo darnos cuenta de lo que nos queremos y de que los unos sin los otros no somos nada y nos ha demostrado que la separación nos unió más. Y ahora solo me queda desear que esté 2012 sea tan genial o más, que lo mejor del pasado sea lo peor del futuro, que si se tiene que ir alguien que se vayan los que no son de verdad, que venga muchos pero solo si son buenos y un millón más de propósitos que no se si se cumplirán, pero pondré todo mi empeño en ello. Y por supuesto, desearos lo mismo a todos aquellos que estéis leyendo esto, a los que han empezado a leerme ahora en los principios, a los que comentan que me hacen sacar una sonrisa enorme y a seis personita que han hecho que no se me vayan las ganas de esto. Muchas, muchas gracias a todas y cada una de las persona que me ha sacado una sonrisa este año, ya sea en persona o por aquí, incluso a esas que ahora ya no son nada, porque en su momento fueron algo, pero un gracias especial a los que todavía siguen, por aguantarme, por quererme y dejaros querer, gracias.

No hay comentarios: