2 ene. 2012

Inoportuno, o no


¿Qué haces? ¿Qué hago? Dime, ¿qué coño estamos haciendo? Porque yo ya no entiendo nada. Apareces con una botella de vodka bajo el brazo, me emborrachas y me besas. Y no contento con eso me pides que te diga que te quiero, ¿cómo te voy a decir eso? Si tú sabes perfectamente que nunca pude quererte, y mira que lo intenté… Tus ojos azules me miran y ya no hay ni rastro de toda esa pena que inundaba mi corazón por culpa de algún idiota que ni siquiera es capaz de mirarme a los ojos ahora, siempre fuiste un experto en hacerme sentir bien y ni todo el tiempo del mundo podría cambiar eso. Y dime por qué diablos tienes que aparecer justamente ahora,  116 días después de que nuestros labios se rozaran por última vez y por qué tienes esa sonrisa que hace que todos estos días se borren de un plumazo y parezca que estemos otra vez en una de esas noches de verano, cuando no había que poner excusas para abrazarnos y nuestras manos se buscaban bajo el agua de una piscina que ahora está vacía. Pero el frío nos devuelve a un 24 de diciembre y ya no hay forma de cambiar esta, nuestra realidad, que tan poco nos gusta, porque no fui capaz de quererte entonces y ahora ya es demasiado tarde para querernos o eso dicen tus acciones. ¿Por qué si tus te quiero van dirigidos a otra me vienes a pedir explicaciones ahora?

/Feliz 2012 a todos!
Espero que lo empezarais tan bien como yo o
 al menos rodeados de gente a la que queréis, que es lo importante

2 comentarios:

Niky! dijo...

Me facino tu entrada muy bien describida y la historia es maravillosa.
Veras mas comentarios mios poraqui por que eres una escritora genial.
Besos, niky :)

L. dijo...

Jo como me ha gustado tu comentario, pero has exagerado con eso de escritora genial eh.
Espero verte por aquí mucho mucho
Muá! :)