26 ene. 2012

Rara, rara de cojones

¿Qué quién era ella? Pues… no lo sé. Creo que nadie lo sabe, ni siquiera ella misma sabe quién es. Era ese tipo de personas que siempre va con una sonrisa en la boca, que la ves y sabes que no es la más guapa, que hay mil chicas con un cuerpo mejor que el suyo, pero cada vez que pasa inevitablemente te giras, no se si será por la forma en que mueve sus caderas o por la sensación de bienestar que sientes cuando la ves llegar con su sonrisa perfecta, oí su risa millones de veces y nunca me cansé, ni me cansaré de oírla. Tenía muy mal genio y cualquier cosa podía hacer que cambiara de humor, pero a los 2 segundos volvías a oírla reír, parecía imposible hacerla enfadar de verdad. No sé como explicarlo, era rara, rara de cojones y especial, muy especial. 

No hay comentarios: