28 ene. 2012

Hoy me cansé de esperarte

Hoy decidí que mi sonrisa no podía depender de la tuya. Y que si tú no estabas ahí para sujetarme yo me iba a levantar igual. Porque no puedes dejar tu felicidad colgando de las manos de otra persona. Porque el ser humano es malo y cruel, pero también cobarde. Y puede huir dejándote tirada, pisoteada y arrinconada. Y si se lleva tu felicidad ya no te queda nada, nada de nada. Podría echarte toda la culpa a ti, por no tener el valor de dar un paso al frente, levantar la cabeza y decir te quiero solo a ti. Pero no lo voy a hacer, porque si tú eres cobarde, yo lo soy el doble, soy  como ese perro que se va con la cola entre las piernas. Que ya no sé si hoy será un punto de inflexión o mañana me volveré a levantar diciendo que te quiero con cada centímetro de mi ser. No lo sé, y tampoco sé si me importa.

2 comentarios:

Albanie M. dijo...

es precioso, de veras lo es :)

L. dijo...

Jo, no veas la ilusión que me hace que digas eso... Muchísimas gracias :)